El Informe sobre la situación financiera y de solvencia, requerido por la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, tiene como objetivo ofrecer una visión general de la situación financiera de la compañía, en relación a su desarrollo de negocio, perfil de riesgo y gestión de capital, entre otros factores.